Seminario de PVH

Expertos reconocidos analizan cómo enfrentarse a la climatología extrema en el II seminario organizado por PVH

  • PVH celebró su segundo seminario, bajo el título Wind and Testing. Fijación de módulos y controladores.
  • Expertos como David Banks, David Melgar, Iván Arkipoff o Jaume Manero examinaron el estado actual del sector solar fotovoltaico desde diferentes perspectivas
  • La importancia de la estabilidad de los seguidores solares, la necesidad de adaptarse a la normativa y el data analytics para predecir el comportamiento del viento, los temas principales

PVH celebró su segundo seminario, bajo el título Wind and Testing. Fijación de módulos y controladores, e invitó a diferentes expertos para analizar las soluciones sobre las que investiga la industria fotovoltaica frente a los retos que plantea la climatología extrema. Entre las conclusiones se extrajeron que son tres los pilares principales para evitar posibles daños en las infraestructuras solares: la importancia de la estabilidad de los seguidores y las estructuras solares fotovoltaicas; la necesidad de adaptarse a una normativa que presenta algunas carencias para garantizar la resistencia a largo plazo de los productos; y el uso del data analytics a través de Deep Learning para predecir los vientos.  

La agenda de la jornada estuvo marcada por las ponencias de expertos de la talla de David Banks, presidente de CPP Wind Engineering Consultants; David Melgar, director de Proyectos en Fraunhofer; Iván Arkipoff, CTO de PVH y Jaume Manero, advisor de Techedge Group. PVH, que volvió a elegir el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid como centro de reunión, concluyó el seminario con la celebración de una mesa redonda y una tanda de preguntas y respuestas de los asistentes.

David Banks: “El factor clave de los seguidores solares es su estabilidad”

Banks, ingeniero experto en temas relacionados con la interacción del viento en los seguidores solares, inició su intervención Wind Loads on Single Axis Trackers dando la bienvenida a los asistentes y explicando los orígenes y sectores (arquitectura; ingeniería espacial; viento en plantas solares; estructuras y revestimientos y medición del ambiente interior y exterior) de la consultoría que dirige desde el año 2000.

A continuación, centró su intervención en un caso real: la destrucción de la planta solar Thomas por el huracán Irma en 2017 para, a continuación, enumerar los tipos de fallos que pueden observarse en las estructuras solares debido a las cargas de viento. En este sentido, explicó el tipo de ensayo que realizan desde CPP para estudiar estos fenómenos meteorológicos y aportar soluciones al sector.

Asimismo, hizo referencia a que uno de los principales problemas que está encontrando la industria fotovoltaica reside en la capacidad para detectar los riesgos que surgen cuando se cambian las configuraciones de los seguidores solares. David Banks añadió: “conviene estudiar y analizar la aerodinámica necesaria para anticiparse lo máximo posible al comportamiento de los vientos y cómo estos impactan según el seguidor solar instalado y su configuración”.

Al respecto, comentó que existen tres factores clave que ayudan a comprender esos riesgos: el comportamiento de los seguidores solares con cargas estáticas y dinámicas; la predicción de la climatología; y la inestabilidad. “Si conseguimos manejar estos tres factores, el resto resultan más sencillos de controlar, dentro de un margen de acción”, aseguró Banks.

Por último, lanzó a los asistentes una serie de preguntas sobre varios supuestos y una serie de recomendaciones y concluyó asegurando que el “factor clave de los seguidores solares es su estabilidad” y añadió que “las incidencias y los fallos debido a los vientos fuertes ponen a la gente nerviosa, pero podemos resolverlo, hay respuestas en la ciencia y en la ingeniería”.

David Melgar: “La regulación actual tiene varias carencias, porque no cubre la degradación a largo plazo durante la vida útil de los módulos”

La segunda ponencia titulada Mechanical Stability of PV Modules corrió a cargo de David Melgar, director de Proyectos en Fraunhofer, quien aportó un análisis de la normativa que regula, actualmente, las pruebas de resistencia necesarias para que los seguidores solares puedan comercializarse. Sobre ello, subrayó dos carencias que pueden afectar a la pérdida de potencia de los mismos: la degradación a largo plazo en toda la vida útil del seguidor solar, propia del paso del tiempo; y los cambios termográficos por la variación de temperaturas.

Actualmente, la norma IEC 61215 no contempla ese tipo de pruebas, por lo que es necesaria una ampliación para que dichos requisitos sean ineludibles. “La regulación actual tiene algunas carencias, ya que no cubre la degradación a largo plazo durante la vida útil de los módulos”, aseguró Melgar al respecto.

Por otra parte, alertó sobre el futuro de la tecnología glass/glass, explicando que la tendencia es reducir el espesor de los cristales, “por lo que podría verse afectada la estabilidad de los módulos. Glass/glass es más resistente a la humedad y, a nivel mecánico, permite que las celdas sufran menos, pero si la industria vira hacia un modelo más económico, reduciendo el grosor, es probable que sus bondades no compensen el riesgo”, comentó el director de Proyectos de Fraunhofer.

Iván Arkipoff y Jaume Manero: “Con Deep Learning, buscamos predecir el viento futuro empleando el viento pasado, a través de un algoritmo que analiza sus formas y es capaz de detectar su comportamiento”

Tracker Control Systems and Wind Alarm, la última ponencia de la jornada fue impartida por Ivan Arkipoff y Jaume Manero con lo que el terreno digital se adueñó del auditorio de la mano de Deep Learning. El CTO de PVH y el advisor de Techedge Group explicaron que están trabajando en una investigación conjunta para emplear un algoritmo en la previsión de vientos fuertes, con una ventana de 10 minutos. “With Deep Learning we seek to predict future wind using past wind through an algorithm that analyzes wind time series and is able to detect its behavior. Deep Learning is a very precise tool, but detecting wind gusts is a very complex problem due to their variability and complexity,” Manero stressed in one of his speeches.

Por su parte, Arkipoff aprovechó para hablar sobre el uso de nuevas tecnologías de comunicación en los controladores para transmitir la alarma de viento a los seguidores solares. “Las redes de tipo LPWAN como LoRa -explicó el CTO de PVH- permiten una comunicación más eficiente, robusta y directa, de manera que se evitan posibles errores y retrasos a la hora de colocar la instalación en posición de defensa”.

David Banks, David Melgar, Iván Arkipoff, Jaume Manero, Eduardo Chillarón y Antonio de Dios presidieron la mesa redonda y resolvieron las dudas e inquietudes respondiendo a las preguntas de los asistentes mientras que la clausura del Seminario corrió a cargo de Emilio García, COO de PVH.

Un futuro basado en el aprendizaje 

Los seminarios celebrados por PVH, además de ser un centro de debate e intercambio de opiniones entre expertos y profesionales del sector, están sirviendo como método de aprendizaje para estar prevenidos y poder enfrentarse a los principales retos que la naturaleza plantea a la industria solar fotovoltaica. Todos los actores implicados en el desarrollo de la tecnología fotovoltaica coinciden en que, si bien contamos con las herramientas para alcanzar un grado de control elevado, aún queda camino por recorrer para comprender y predecir el comportamiento de la climatología extrema a un nivel que nos permita garantizar completamente la seguridad de las instalaciones.