LoRaPVH

PVH ofrece una comunicación fiable de largo alcance con la tecnología LoRa

La actual evolución tecnológica del sector fotovoltaico ha hecho posible que las plantas a escala de servicios públicos sean cada vez más grandes, incluyendo miles de seguidores solares, que se distribuyen a lo largo de kilómetros. En esta situación, es fundamental contar con un sistema de comunicación robusto, fiable, seguro y de fácil manejo que permita conocer la posición y el estado de cada seguidor solar, así como la detección de posibles fallos.

Como solución a estos posibles problemas de comunicación y alcance, en PVH trabajamos con la tecnología LoRa, un sistema de gestión de comunicaciones de largo alcance que, junto con nuestra amplia gama de controladores, nos permite ofrecer una mayor fiabilidad en la comunicación entre los seguidores solares y el controlador central de la planta.

Utilizando la tecnología inalámbrica LoRa, ofrecemos una transmisión directa entre nuestro panel de control Meteo (MBox – “MeteoBox”), nuestro controlador central de planta (TBox – “TrackerBox”) y cada uno de los controladores que se encargan de mover el motor de los seguidores solares (DBox – “DriveBox”), con un alcance muy largo. Cuando cualquiera de nuestros sensores Meteo detecta una fuerte ráfaga de viento, envía una señal a nuestro controlador central de planta que, a su vez, distribuye ese mensaje a los diferentes controladores de los seguidores solares a la vez, para que puedan ponerlo en posición defensiva lo antes posible.

Más ventajas

Menos interferencia

Es importante destacar que la banda de frecuencias en la que opera la LoRa es inferior a la banda ISM de 2,4 GHz (utilizada por Bluetooth, Wi-Fi o Zigbee), que es el espectro más congestionado del mundo y, por lo tanto, permite un mayor alcance y es menos propensa a las interferencias.

Largo alcance

La comunicación inalámbrica de largo alcance de LoRa permite conectar más dispositivos al controlador central de la planta, así como su distribución en áreas más grandes. Teóricamente, con LoRa podemos hablar de distancias de hasta 20 kilómetros en áreas suburbanas.
La infraestructura de la red es más simple, ya que el largo alcance de LoRa nos permite cubrir toda la planta con un número menor de antenas, controlando miles de seguidores solares.
Al ser una tecnología de bajo consumo, LoRa permite optimizar el uso de la batería de los controladores, a la vez que asegura la comunicación de largo alcance.

Controladores autónomos

Nos esforzamos por convertirnos en uno de los más importantes desarrolladores de tecnología en el sector de la energía renovable, en gran parte gracias a la labor de investigación que llevamos a cabo en el Centro de Innovación de PVH y en nuestros laboratorios.

Nos comprometemos a encontrar nuevas formas de ampliar el alcance y mejorar la seguridad de la comunicación en nuestras instalaciones fotovoltaicas. Hoy en día, nuestras DBox (DriveBox), MBox (MeteoBox) y TBox (TrackerBox) están adaptadas a lo que exigen las tecnologías inalámbricas como LoRa: dispositivos que aseguran una comunicación rápida, continua e independiente.